Archivo de la etiqueta: Flexibilidad

Flexibles

Que nuestro mundo está en crisis, que nuestros valores están cambiando, que nuestro trabajo es  temporal,… que está cambiando a una velocidad increíble y que hemos entrado en un nuevo ciclo es ya incuestionable  aunque muchos de nuestros dirigentes, empresarios,  políticos y sindicatos no quieran darse por enterados.  El cambio es tan incuestionable  que incluso los más recientes estudios sobre nuestro cerebro están constatando que los niños nacidos a partir del 2000, los llamados nativos digitales, tienen su cerebro mejor adaptado a las nuevas tecnologías. En concreto son más rápidos  navegando por internet, toman decisiones con mayor rapidez, cambian de centro de atención con mucha facilidad,

Y todo eso,¿ cómo afrontarlo?,¿ cómo no caer en la desesperanza?. Walter Riso en su libro El arte de ser flexible apuesta por tener unas mentes flexibles capaces de construir un pensamiento flexible que será: crítico, lúdico, inconformista, imparcial, complejo (holístico) y pluralista.  Para conseguirlo nos dice:

Practica el descentramiento cada vez que puedas.  Intenta cambiar la perspectiva y ponte en el lugar del otro. Conviértelo en una costumbre…Aceptar que uno no es el centro del universo es romper el orden mental de la rigidez. Flexibilidad es integración; rigidez es exclusión.

Tienes que desinflar el ego para ser flexible, porque la humildad nace de la necesidad de saber y explorar el mundo. El “no se” te impulsa; el “lo se todo” paraliza tu pensamiento. Es mejor no sentirse Dios, pues es una carga muy pesada..

Trata de observar lo bueno y lo mala que hay en ti. No esperes a que otros te digan que te equivocaste de camino. No hay flexibilidad sin revisión a fondo, sin pasar el antivirus para mentes. ¿Ejecutar el análisis de todo el sistema?. No lo dudes, aprieta la tecla OK. Pon en marcha el programa de autocrítica. Al principio te sentirás incómodo, pero al cabo de un tiempo habrás creado la maravillosa costumbre de no dejar entrar el dogmatismo en tu vida.

Sabias palabras las del profesor Riso. No dejéis de leer su libro.

Carme Pampalona