Archivo de la etiqueta: Emociones

Motivación, compromiso y emociones

Siempre he pensado  que en las empresas hay una pobre gestión de lo que pasa, de las emociones. Tengo la sensación que es cómo si cierto tipo de emociones no pudieran existir o más bien se negarán en estos entornos.

Os dejo un video de Daniel Goleman  dónde precisamente habla de esto y de la importancia de la motivación y compromiso para conseguir además buenos resultados.

Goleman

Marisol Navarro

Anuncios

¿Emociones o pensamientos?

Hace tiempo que tome consciencia del significado de la frase

” No son las cosas las que nos producen sufrimiento sino la interpretación de estas cosas las que no producen el dolor”

Esto es algo que además veo con los clientes  en los procesos que llevo. Es decir, el significado que les dan a los acontecimientos es lo que les hacen pasarlo mal o mejor.

Sabemos que nuestros pensamientos nos generan unas emociones y  nos lleva a comportarnos de una manera concreta. Si queremos cambiar nuestra conducta esta claro que tenemos que cambiar nuestros pensamientos. Pero no solo eso, si quieres cambiar una emoción, cambia tus pensamientos!!!!

Os dejo un artículo de Nicolas Tarrier que lo explica en profundidad.

Articulo La Vanguardia

Marisol Navarro

Me he quedado sin trabajo…¿y ahora qué?

“Dios mío, dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para distinguir entre ambas” (Aristóteles)

El sentimiento de pérdida de un trabajo y la posterior etapa de superación de duelo presenta importantes similitudes al sentimiento de pérdida de un ser querido. Conocer las etapas por las que una persona debe pasar y asumir que forma parte del proceso “normal” de duelo, así como la gestión de las emociones que acompañan a cada fase, permiten que el proceso sea asumido por la persona de forma mucho más normalizada : ser consciente de que todos sentimientos, sensaciones y pensamientos que pasan por la cabeza de la persona que acaban de despedir son “normales” y además conocerlos, hacen posible que el proceso de transición sea mucho mejor.

El modelo de la curva del cambio tiene su origen en el trabajo de Elisabeth Kúbler-Ross (1971) en el que demostró que el sentimiento de pérdida y la gestión de lo que conlleva para la persona una situación de cambio en su vida, pasa por varias etapas:

–       Negación : etapa en la que no aceptamos la realidad, es justo el momento en el que nos comunican que nos han despedido… y donde  nos viene a la mente pensamientos como por ejemplo: “no puede ser, no es posible que me esté sucediendo esto a mí”

–       Enfado / Ira:  es el momento en el que aparecen emociones tales como “ Es injusto! , ¿Porqué yo? ¿Cómo es que no lo había previsto? … no deja de ser una continuidad de la primera etapa de no aceptación de la situación que la persona está viviendo.

–       Negociación ; es el momento en el que la persona desearía más tiempo, aparecen pensamientos como por ejemplo:  “Si pudiera…, si hiciera….. lograría evitarlo”.

–       Depresión, es la etapa en la que justo nos damos cuenta que no es posible negociar nada, no hay solución y aparecen sensaciones de inseguridad, de confusión, de no saber a dónde ir,  de qué será de nuestro futuro, qué pasará a partir de ahora..

–       Aceptación. Por último, la persona acepta la situación, hace frente al problema y se siente preparada para lo que viene a partir de ahora; justo es el momento que se inicia la recuperación, la posibilidad de mirar hacia el futuro y la posibilidad de buscar estrategias para encaminarse hacia la acción, hacia la búsqueda, en el caso que nos ocupa, de un nuevo trabajo.

La superación de una situación de “estrés” promovido por una situación de pérdida de trabajo, se hace posible teniendo presente que forma parte de un proceso normal en la que la persona debe ser consciente que debe pasar por las diferentes etapas y que además tiene a su mano diferentes estrategias que puede utilizar para salir de esta situación de la mejor manera posible:

–       La primera de ellas es el DESEO de cambiar la emoción negativa, el enfado/ ira, el sentimiento de frustración o depresión hacia una emoción positiva, de aceptación y de visión a futuro, con el objetivo de activarse y emprender acciones que conlleven hacia la búsqueda de un trabajo, etc.

–       Creer en los recursos que posee la propia persona. PENSAR Y CREER en tus propias fortalezas, puntos fuertes y en todas aquellas oportunidades que están aún por llegar.

– Considerar la pérdida de trabajo, no como un fracaso, sino como un FUENTE DE APRENDIZAJE , como una nueva oportunidad que ofrece la vida para hacer una cosa nueva diferente, que porqué no, puede incluso ser mejor que lo anterior.

–       Y por  último y no menos importante, APOYARTE EN TU ENTORNO  más próximo  y en el “colchón de afectos”: familia, amistades… y compartir estímulos positivos, pequeños hitos en el camino,  y cómo no… sobretodo celebrarlos!!.

Mònica Pérez

Emociones, para que os quiero!!!

Hace unos días participé en un taller sobre emociones, basado en el método de Alba Emoting.

“El Alba Emoting es un método científico de inducción, modulación y vivencia de las emociones desde patrones postulares y respiratorios (http://www.albaemoting.cl)”.

El sistema nació en los años 70 de la mano de Susana Bloch y Guy Santibañez, en Chile.

En palabras de Susana Bloch:

“…mejorar la conciencia de lo que pasa con nuestras emociones y poderlas reconocer en los otros y así ser mejores gestores de nuestras emociones, no para controlar y manipular, sino para comunicarnos mejor y ser mas felices…”

En el taller, trabajamos las 6 emociones básicas: miedo, rabia, tristeza, alegría, ternura y erotismo. Y experimentado que se siente con cada una de ellas y en distintos grados de intensidad. Muy interesante e intenso!!!!. Aprovecho para agradecer a Carmen Tena y Elena Iborra la excelente dirección del taller.

Las emociones están siempre presentes en la comunicación entre personas. Son aquella parte del ser que nos hace más humanos. Difícilmente las podemos “disimular” o “aparcar”. Y nos acompañan allí donde vayamos. Reconocerlas, facilita la comprensión de uno mismo y de los demás.

Tengo la impresión que en muchas ocasiones no mostramos nuestras emociones y todavía en menos ocasiones, prestamos atención a las emociones de los demás. En ambos casos, cerramos la puerta a la generosidad. A la posibilidad de que nos comprendan y a la posibilidad de comprender. Cuántas oportunidades perdidas!!!

¿Y si abrimos la puerta a la generosidad?

Mireia Armengol

La química de las emociones

Sé por experiencia,  tanto personal como profesional, que las emociones crean adicción.  Cuantas veces nos encontramos personas que casos siempre están contentas, alegres y también cuantas veces personas que parece que siempre están tristes o ven solo el lado negativo de las cosas.

Si hay algo que hacemos los coaches es cambiar las emocione s  -0, lo intentamos-.

Aquí dejo  un video que precisamente explica que pasa en nuestro organismo con las emociones y porque son adictivas.

Por cierto : ¿crees que estas enganchado a alguna sensación?

Que lo disfrutéis!!!

Marisol Navarro

Liderazgo Emocional

En la estación del ave de Atocha hay una pequeña librería donde se pueden encontrar libros interesantes. Siempre que viajo de vuelta a Barcelona me tomo mi tiempo para curiosear las últimas novedades. En mi último viaje me encontré con un libro que me ha gustado especialmente: Sácale partido a tu cerebro del profesor Néstor Braidot.

En la primera parte del libro  nos explica de una forma amena y asequible cómo funciona nuestro cerebro y los últimos avances en  neurociencia. En la segunda nos ofrece una serie ejercicios de entrenamiento neurocognitivos y de liderazgo emocional.

Todo el libro es muy recomendable. Especialmente interesante me parece la última parte dedicada al liderazgo emocional.

Para Braidot “liderar nuestras emociones no significa reprimirlas. Significa dejarlas fluir, aprender a reconocerlas y automonitorizarlas, dirigiéndolas en la dirección que deseamos o resulta más conveniente para nosotros mismos y para quienes forman parte de nuestro entorno”.

En su opinión, cuando no lideramos nuestras emociones y nos quedamos atrapados en ellas, nuestras funciones ejecutivas se ven mermadas y nuestro desempeño se ve claramente afectado.” Cuando nos tomamos las cosas muy a pecho, una situación de amenaza percibida dispara una serie de respuestas  fisiológicas: dichas respuestas, seamos conscientes o no, impactan directa no sólo sobre nuestra salud, sino también sobre los procesos cognitivos de orden superior necesarios para razonar, estudiar, planificar, trabajar y tomar decisiones.”. Braidot

El autoliderazgo emocional también incluye la capacidad para reconocer las emociones de los demás y modificar nuestro comportamiento.

Os recomiendo la lectura del libro. He aprendido mucho con él. Gracias profesor Braidot.

Carme Pampalona.

Liderar desde la emoción

En esta época de crisis, se está poniendo todo el énfasis en aspectos meramente racionales: mejora de eficiencia, contención del gasto, resultados a corto plazo, viabilidad económica etc… Todo ello aunque imprescindible no es el “todo” en la situación actual.

Estamos olvidando la ilusión, el compromiso y la emoción necesaria para conseguir objetivos que nos trasciendan y mantengan personas y empresas “enchufadas”.

El ser humano precisa de la emoción para implicarse y sacar lo mejor de sí  mismo para conseguir  resultados y actuar mas alla de lo que toca.

Actualmente el 90% de las compañías, independientemente de su situación real, se encuentran con plantillas asustadas, temerosas y sobre todo desmotivadas.  Mentalizados tan solo para aguantar los tiempos actuales.

Precisamos directivos que lideren, que interactúen racional y emocionalmente, si queremos que nuestras compañías y trabajadores reviertan la actual situación.

Actualmente se están demandando nuestros servicios de Coaching para conseguir cambiar estados de ánimo y reflotar la cultura empresarial  basada en la iniciativa personal, el empuje y la motivación. En definitiva se demandan nuestros servicios para transformar emociones negativas  a positivas.

Debemos invertir en las personas y conseguir cambios sostenibles enfocados a trascender la actual situación.

Os recomiendo este video traducido al castellano.

http://simonsinek como los grandes lideres inspiran la acción

Maria Jesús Ruiz Rubio