Archivo de la etiqueta: decidir

Decídete (II)

Y entonces ¿Qué  cosas sí se deben hacer?. Creo que básicamente  dos: conocerse e ilusionarse con el futuro.

Para saber en qué área  del mundo laboral podremos alcanzar la excelencia es muy importante conocer nuestro talento. Para ello:

  • Intenta recordar qué estabas haciendo aquellos momentos en que sentiste tan bien y el tiempo se te pasó volando. Por ahí encontrarás tus habilidades
  • Pregunta a las personas que te conocen cuáles creen que son tus puntos fuertes.
  • Si todavía no lo tienes claro, busca un profesional que te ayude. El test MBTI es muy  bueno para conocer nuestras habilidades y  puntos fuertes.

Cuando los sepas podrás pensar en tu futuro y tomar las decisiones correctas.  En  coaching tenemos una buena herramienta que, en base a mi experiencia , ha sido muy útil para muchos jóvenes a la hora de decidir qué camino tomar. La  llamamos “Visión” y consiste en lo siguiente: coges una cartulina, la divides en 4 cuadrantes y:

  • En el primer cuadrante pones como título “Año 2018, un día ideal” y en él dibujas o recortas imágenes con las que describes un día de tu vida laboral. Se trata, en definitiva, de que te visualices en el futuro (2018) cuando ya has terminado tu formación académica y has conseguido tu trabajo ideal.
  • En el segundo cuadrante el título será “¿Qué me falta?”. En él has de ir apuntando  aquello que crees que te falta para conseguirlo (estudios, habilidades, idiomas…).
  • En el tercer cuadrante el título será ¿Qué tengo que dejar?. Aquí has de poner todo aquello que puede impedirte alcanzar tu “visión”. Este es el lugar para ver aquello que te bloquea (miedos, creencias limitantes, determinadas actitudes…).
  • Finalmente, al cuarto cuadrante le titularás “De dónde sacaré la energía”. Aquí pondrás aquello que te va a proporcionar la energía necesaria (familia, amigos, deporte, aficiones…).

Una vez completada tu “visión” es bueno compartirla con alguien de  confianza -un coach- para que te ayude a ver si realmente ése es tu camino hacia la excelencia.  Después la dejas en un lugar visible para ti para que te vaya  recordando tu objetivo.

No te dejes llevar por el pesimismo ni por el miedo a no ser capaz de alcanzar tu “visión”. Tampoco es bueno marcarte un objetivo bajo para tu talento pues es sabido que las personas que no desarrollan sus capacidades no son felices. A veces cuando no me atrevo a empezar algún proyecto porque  me da miedo fracasar, me sirve una frase de Goethe que dice:

“Al final de la vida, la gente se lamenta de lo que no ha hecho pero nunca de lo que ha hecho”.

Carme Pampalona.

DECIDETE. (I)

El mes de junio es un mes decisivo para los estudiantes de acaban los estudios de Bachillerato y Formación Profesional, pues han de decidir qué y dónde van a estudiar.

Muchos  tienen claro a qué carrera y en qué universidad van a apuntarse pero otros muchos navegan en un mar de dudas.

Cosas que no se deben  hacer:

–          Cómo no tengo claro qué estudiar me apuntaré donde vaya mi amiga.

–          Apuntarse a la carrera que se ha puesto de moda gracias a una serie de televisión.

–          Apuntarse a tal facultad porque está  cercana a mi domicilio.

–          Apuntarse a tal carrera sólo porque en el último año de bachillerato determinada asignatura me ha resultado muy interesante. Suele pasar que la profesora se ha enrollado bien y nos la ha hecho atractiva pero cuando cambia la profesora nos damos cuenta que no nos interesa para nada tal materia.

–          Escoger en función de lo que me gusta estudiar en vez de en qué me gusta trabajar. La vida de estudiante es corta en comparación a los 40 años de la vida laboral.

–          Decidir sin consultar las ofertas de todas las universidades. La estadística dice que la mayoría de los estudiantes se encuentra en las 14 carreras universitarias “de toda la vida” cuando ahora las universidades han multiplicado su oferta  y  actualmente hay una gran variedad de carreras con diversas variantes y combinaciones.

–          Apuntarse sin haber visto todo el currículum de la carrera escogida, la cantidad y calidad  de las prácticas que ofrece fuera de la universidad, las salidas profesionales, la preparación para la integración de sus estudiantes al mundo laboral… en todas la universidades que la ofrecen para verla  que más nos interesa.

a pesar de todo, NO TENGAS MIEDO A EQUIVOCARTE, no pasa nada si te equivocas. Recuerda que todo error es la base de un buen aprendizaje. Es posible que se alargue un año tu vida universitaria pero habrás aprendido.

Carme Pampalona.

Renovarse o morir

¿Sabias que el águila es una de las aves que más años vive? Llega a vivir hasta 70 años!!

¨Cuando tiene unos 40, sus urpas son tan largas y flexibles que no le permiten agarrar a sus presas con facilidad. Su pico, largo y puntiagudo, se curva en exceso y ya no le es de utilidad. Las alas, envejecidas y pesadas, no le permiten volar con agilidad. En ese momento, le quedan dos alternativas: abandonarse y morir o enfrentarse a un doloroso proceso de renovación que durará aproximadamente 150 días.

Busca un  lugar protegido, en lo alto de la cima de una montaña. Golpea su pico contra la pared hasta arrancarlo y espera que nazca uno nuevo, que le permitirá arrancarse sus viajas uñas. Cuando han crecido, se arranca una a una las viejas plumas. Y entonces, inicia su vuelo renovado, para vivir otros 30 años más.¨

Mi hermana me lo mandó hace unos días. Desconozco si es científicamente cierto. Tampoco lo he comprobado. No me importa. Porqué lo que realmente me importa es que puedo aprender yo con ello. Y, ciertamente, y en estos momentos, más que nunca, debemos estar constantemente renovándonos!!!!. El mundo corre a tal velocidad que nada es permanente. El entorno es constantemente cambiante. Y, o nos adaptamos nosotros, o nos adaptan.

Y la gran pregunta es, ¿cómo lo hacemos?.

En mi opinión, es muy importante parar de vez en cuando, hacerse las preguntas necesarias para indagar en las respuestas, definir el objetivo y marcar el rumbo. Y es necesario, porque si no lo hacemos, ¨fluimos¨, y no decidimos. Si lo hacemos, nosotros decidimos. Comprobamos si el rumbo es adecuado. O si cambiamos o no de objetivo (¿porqué no?, tenemos que ser lo suficientemente flexibles para adaptarnos al entorno cambiante).

Y a vosotros, ¿qué os sugiere la experiencia del águila?

Mireia Armengol

El Coaching como ¨estilo de vida¨

El coaching está de moda. ¿Alguna vez habéis buscado la palabra “coaching” en Google?. Aparece mucha información. Seleccionar toda esta información se convierte en una tarea compleja.

Esta situación es la que me ha hecho reflexionar sobre que contenidos aportar a este blog que despierten el interés del lector y que provoquen la reflexión y la participación de nuestros seguidores. Si, ese es mi objetivo. Compartir experiencias y puntos de vista a través de la participación de todos vosotros y, así, enriquecernos mutuamente.

Y hoy quiero compartir con vosotors la siguiente idea: el coaching como ¨estilo de vida¨.

En la vida podemos optar por dos posiciones. La posición ¨fluir¨, donde la vida toma las decisiones por nosotros. O la posición ¨decidir¨, donde nosotros decidimos y influimos en nuestro futuro.

Yo quiero estar en la posición ¨decidir¨. Lo importante es tener claro qué o acerca de qué (tener un objetivo claro). Para continuar con el cómo y cuando (plan de acción). Y, entonces, ir a por ello!!!!

¿En qué posición estáis vosotros? ¿En qué posición os gustaría estar?

Mireia Armengol