Expectativas y resentimiento

Es frecuente que cuando alguien no cumple con lo prometido o con nuestras expectativas, la culpemos por lo acontecido y no queramos perdonarlo. Además, si la persona no se hace responsable de lo ocurrido, probablemente sentiremos que hemos sido víctimas de una injusticia y  así justificaremos nuestro resentimiento hacia ella.

Es muy posible que no nos demos cuenta que al estar  resentidos nos ponemos en una posición de dependencia y por tanto de “esclavos” de esta persona.  El resentimiento nos hace esclavos de la persona a la que culpamos y socava nuestra felicidad y libertad.

Es por esto que al perdonar, se dice, que nos liberamos del otro y por tanto es un acto de liberación personal. Al perdonar nos liberamos de la sutil “cadena” que nos une al otro y así ponemos termino a una situación que nos generaba intranquilidad.

 

Marisol Navarro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s