De héroes y villanos

En la novela negra la característica básica que diferencia el héroe del villano es la que define al héroe como al profesional que siempre consigue sus objetivos. El villano es el burócrata que obsesionado por sus objetivos siempre comete los mismos errores, no aprende de ellos y, por tanto, es  quien no los consigue.

El profesional es aquel que a más de competente aprende de sus errores y de sus fracasos; en cambio el burócrata no aprende de sus errores ni reconoce nunca que ha fracasado. Lo bueno que tiene la novela  es que, salvo contadas excepciones, el héroe siempre vence al villano.

Y es que en nuestra cultura un fracaso es como una tara que hay que negar y esconder. ¿Cuándo utilizaremos nuestros fracasos como  los potentes instrumentos de aprendizaje que realmente  son?.

¿Cómo pretende alguien alcanzar la excelencia si no utiliza sus errores para aprender?

¿Cómo vamos a cambiar nuestra cultura si cada vez que nuestros hijos suspenden  les reprendemos o castigamos en vez de provocar una reflexión  sobre qué es lo que ha provocado el suspenso y así poder rectificar y aprender de esta experiencia?… ¿porqué los padres viven la repetición de curso de su hijo como a un gran fracaso y como si fuera un deshonor familiar en vez de una nueva oportunidad para  cambiar hábitos?… ¿porqué cuando estamos a media carrera  y nos damos cuenta que no nos satisface, seguimos sólo para no reconocer que nos equivocamos en nuestra elección?…¿porqué  el miedo a fracasar nos impide iniciar aquel proyecto o negocio que nos ilusiona?… ¿Cuántos de nuestros jóvenes se van a convertirse en emprendedores si magnificamos el fracaso?.

El miedo al fracaso nos paraliza. Hemos de ser capaces de que en nuestros institutos y universidades se potencie la curiosidad, el atrevimiento y la creatividad en todos los campos. Sólo así conseguiremos avanzar colectivamente.

No es bueno para un país recortar en educación.

Por si hay alguna duda os dejo una cita de un artículo de Llàtzer Moix titulado  “amb Wagensberg “ que aparece este domingo en La Vanguardia y que es del mismo Wagensberg

“Los países ricos saben que si son ricos es porque hacen ciencia, mientras que los países pobres creen  que si los países ricos hacen ciencia es porque son ricos.”

Y volviendo al título de este artículo, otra cita de Wagenberg. Por cierto el texto es literal pero podéis cambiar la palabra político por cualquier otra y funciona igual.

“Cuanto más dogmático y inflexible es un político, más burro puede llegar a ser”.

Todos podemos ser héroes.

Carme Pampalona.

Anuncios

Una respuesta a “De héroes y villanos

  1. LOS POLITICOS, NO LES INTERESA EL PUEBLO, NI LA EDUCACION, NI LA SALUD, ETC. SE DEBEN A QUIEN LES PAGA,, LOS BANCOS,,EL DINERO,,,HUMO,,,POR LO MENOS EN ESTE PAIS DE PANDERETA, LADRONES, I LO QUE QUIERAS DECIR,, SALVESE QUIEN PUEDA!!!!!
    TODO VA EN FUNCION DE QUIEN TIENE MAS PODER,, PARA QUE, ESCUCHAR UN SABIO, PARA QUE UN CIENTIFICO..COMO PUEDE SER, QUE UN MEDICO, SEA MINISTRO DE INDUSTRIA, POR EJEMPLO,,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s