Error o fracaso en la educación

La diferencia parece sutil pero no lo es en absoluto por las implicaciones que conlleva cada uno de estos conceptos.

El fracaso nos paraliza, nos hunde, nos deprime…el error nos activa a pensar que hemos hecho mal y que hemos de mejorar.

Se habla frecuentemente del fracaso escolar y de un cierto dasanimo asociado al mundo educativo. Se van cambiando las formas pero no los fondos.

Analicemos esta cuestión desde el “error” y tomemos otra perspectiva, que hemos hecho mal y como podemos mejorar: alumnos, padres y profesores.

Debemos poner el foco en el alumno, que fortalezas hemos ignorado de él, en que es bueno y se desenvuelve con facilidad. Busquemos el plan de acción para que afloren estas caracteristicas de su individualidad. Maticemos con ayuda sus puntos débiles y no basemos en estos su futuro.

La experiencia en el coaching educativo, nos lleva a proponer el coaching individual para acompañar al alumno en momentos cruciales de su vida. Padres y profesores tienen la importante labor de ayudar pero el protagonismo es del alumno.

Se trata de individualizar el desarrollo de cada persona en lugar de hacerle encajar en un modelo pre-establecido.

Maria Jesús Ruiz

Anuncios

Una respuesta a “Error o fracaso en la educación

  1. Felicidades por el artículo, está muy bien cuando se habla de niños o adolescentes que aun están en edad de ir al colegio, Institutos o centros similares.
    Ahora bien, que se puede hacer cuando tienes un hijo con 22 años, inteligente, capaz de hacer lo que quiera, pero que no hace absolutamente nada, ni estudia ni trabaja. Un chico que se pasa normalmente el día metido en la cama, que sale para comer e inmediatamente se vuelve a encerrar en su cama, algunos días sale con los o algún amigo al atardecer, y no hace nada más. Que huye de las reuniones familiares, ej. Por Navidad vamos el 25 a casa de mi hermano, y de golpe se pone enfermo, por otro lado no permite que yo me quede con él. Evada ir a bautizos, ahora tenemos una comunión y también dirá que no.
    Yo creo que todo este aislamiento sobre todo familiar, se debe a evitar que la familia le pregunte que hace y como le va.
    Lo más preocupante para mí, como madre, es que no puedo hablar con el, porqué siempre está en guardia y nada mas empezar, ya corta con el tema.
    Le he ofrecido ayuda especializada, a lo que se niega rotundamente, vamos es que solo air ayuda, se pone como una fiera. Pero no reacciona, yo estoy convencida que se siente mal consigo mismo, por el no hacer nada y ver como sus mejores amigos van a la universidad, etc. Pero lo más sorprendente es que a partir del jueves por la noche, se le ha pasado todo y se va de fiesta, esto se repite el viernes y sábado.
    Mi pregunta es: en estos casos en que yo como madre ya no tiene ningún poder sobre él, que no se deja ayudar, etc., que puedo hacer por mi hijo? lo cierto es que yo tampoco estoy en mi mejor momento, y esto quizás no le ayude, pero esto es como el pez que se muerde la cola, yo de verlo no mejoro y supongo que para él mi estado no le ayuda.
    Que puedo hacer? mi pregunta ya es de desesperación, porque no vivo pensando en el futuro de mi hijo.
    Perdón por tan larga consulta, pero es que tampoco puedo reducir mas el caso, habría mucho más para explicar.
    Muchas gracias.
    Saludos cordiales,
    Remei

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s